Páginas vistas en total

lunes, 16 de mayo de 2011

SARDINAS EN ESCABECHE

Hace casi un mes que no cuelgo ninguna receta, no es que no haya cocinado nada sinó que no he tenido tiempo de colgar las recetas en el blog, tengo pendientes unas 4 o 5 que ya iré colgando cuando pueda...
Hoy toca una receta salada, SARDINAS EN ESCABECHE, me encantán aunque creo que lo que realmente me gusta es el escabeche en sí y este me gusta con salmón, sardinas, conejo, pollo, codornices... y mil recetas diferentes que se pueden hacer con un denominador común, el vinagre.
Os voy a explicar la receta que se hace en mi casa, la que he comido desde que era niña y por la que me vuelvo loca! Supongo que como  en otros platos hay mil maneras de prepararlo,  según la zona y las costumbres, así es como lo prepara mi madre y así es como os lo voy a contar.

INGREDIENTES:
- sardinas limpias, sin cabeza, tripas ni escamas (si puedo me las limpia mi mami que a mi me da mucho asquito).
- cebolla cortada en rodajas finas.
- 5 o 6 ajos enteros con piel.
- 2 hojas de laurel.
- aceite.
- harina para rebozar las sardinas.
- 1/2 vaso de vinagre.
- 1/2 vaso de agua y un poquito más.
- pimentón dulce.
- tomillo.

PREPARACIÓN:

Una vez limpias las sardinas se salan y se rebozan. Para rebozarlas uso el truco de Sergio Fernández, en una bolsa de plástico limpia se introduce lo que quieras rebozar con una cucharadita de harina, cierras la bolsa y "meneas", y ya están listas, en la mitad de tiempo, con la mitad de harina y sin mancar nada (sirve para cualquier rebozado con harina, probarlo y no volvereis a utilizar un plato para rebozar nunca más)


Una vez rebozadas se frien en una sartén y se van colocando en el recipiente en el que vayamos a guardar las sardinas (mi madre tiene una olla pequeña de barro y la usa para  esto, como yo no tengo las puse en una cazuela normal y corriente)



En la misma sartén de freir las sardinas se pocha la cebolla cortada en rodajas finas con los ajos enteros y con piel (hay que darles un golpe antes de ponerlos a pochar).



Una vez pochada la cebolla con los ajos se añaden; las hojas de laurel, el tomillo, una cucharadita de pimentón, el 1/2 vaso de vinagre y el 1/2 vaso de agua, se deja unos minutos a fuego lento para que todos los sabores se mezclen y una vez pasado este tiempo se echa encima de las sardinas ya fuera del fuego y se deja enfriar, una vez frio se conserva en la nevera hasta una semana.



Espero que os gusten tanto como a mi!


No hay comentarios:

Publicar un comentario