Páginas vistas en total

miércoles, 10 de febrero de 2016

SOBAOS

Hola a tod@s!
Vuelvo a estar por aquí, y hoy toca receta dulce... Bueno la verdad es que si somos estrictos no tocaría dulce, sino salada, pero es que hace tanto que tengo esta receta pendiente y me gusta tanto, tanto, que no he podido resistirme.
En casa nos encantan los sobaos, a todos, grandes y pequeños. Nos gustan para el desayuno, para la merienda y por encima de todo en el Tiramisú, es la especialidad del Guapet y uno de mis postres favoritos (un día os colgaré su receta, con truco secreto incluido, pero no se lo digáis).
Y un día paseando por la blogosfera encontré esta receta en el blog de Pasen y degusten, me encanta, lo miro regularmente y siempre, siempre, siempre tiene recetas sorprendentes, hasta ahora no me ha fallado nunca ninguna. Os invito a que lo visitéis!
Bueno no me enrollo más que me pierdo, os dejo la receta tal cual del blog.





No me digáis que no tienen pintaza y si los probáis ya no os sabrán igual los comprados.
Por cierto las cápsulas las tuve que fabricar yo, porqué no las encontré en ningún sitio, no son difíciles de hacer, pero si muy entretenidas. Con un poco de papel de horno y mucha paciencia las tenéis listas. Por Internet encontrareis mil tutoriales.






INGREDIENTES:


  • 250g de azúcar
  • 3 huevos
  • 250g de harina
  • Medio sobre de llevadora de tipo Royal
  • Una pizca de sal
  • 250g de mantequilla (cuanto mayor sea la calidad de esta, más ricos estarán)


 
PREPARACIÓN:


Antes de nada hay que precalentar el horno a 200ºC.
Batir con unas varillas los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen.
 
 



Los huevos con el azúcar blanquean y quedan muy esponjosos.
Incorporaremos la mantequilla que habremos deshecho previamente en el microondas, en pequeñas tandas y mezclada con la pizca de sal.



Una vez este la mezcla homogénea le añadiremos la harina mezclada con la levadura y acabaremos de integrar con una lengua de silicona o una espátula para evitar el sobrebatido.





Volcar la mezcla en las cápsulas hasta un poco más de la mitad y hornear durante unos 20 minutos, dependerá también del tamaño de las cápsulas que uséis, si son más pequeñas se hornearán antes.
En mi caso me pasó que alguna de las cápsulas se abrió durante el horneado y perdió un poco la forma, supongo que al ser cápsulas caseras no son igual de resistentes. Si no queréis hacer las cápsulas vosotros podréis usar las de magdalena, pero yo creo que no es lo mismo. Vale la pena el esfuerzo.





Y así quedaron, y por cierto que duraron un telediario en casa, jajajaja



















2 comentarios:

  1. Hola! Yo tuve la suerte de probarlos y confirmo que están muy ricos. Y me encanta que sigas con las recetas dulces..je je

    ResponderEliminar
  2. MADRE MIA¡¡ SE ME HACE LA BOCA AGUA VIENDO ESTOS SABAOS.
    BEOS CRISYLAURA.

    ResponderEliminar