Páginas vistas en total

miércoles, 18 de marzo de 2015

ROSQUILLAS DE ANÍS

Hola a tod@s!
De nuevo por aquí, hoy os traigo receta de rosquillas. Seguro que encontrareis mil por Internet, si les preguntáis a madres y abuelas también os darán las suyas y en más de un libro de recetas tradicionales encontrareis otras tantas.
La que yo os voy a enseñar la encontré en el libro de isasaweis , me lo trajeron los reyes y lo adoro!!! Es un libro increíble, con un montón de recetas fáciles, resultonas, sanas y muy variadas. El libro se llama " La cocina de isasaweis, belleza por fuera y por dentro",  ya he probado unas cuantas de las recetas y os las  iré colgando, porque de momento todas han sido una triunfada. Si tenéis oportunidad echadle un vistazo, no os decepcionará.
Estas rosquillas son muy fáciles de hacer, con ingredientes de andar por casa y están listas en un momento, si tenéis niños se lo pasarán a lo grande dándoles forma.
Aquí os la dejo tal cual del libro, espero que os guste tanto como a mí!
 

Crujientes por fuera y blanditas por dentro, una delicia...





 

INGREDIENTES:
 
- 2 huevos.
- 6 cucharadas de azúcar.
- 6 cucharadas de aceite de girasol.
- 1 chorro de licor de anís dulce.
- 1 sobre de levadura química, tipo Royal.
- 350g de harina aproximadamente.
- aceite suave para freír, de oliva o de girasol.
- azúcar glass para espolvorear (yo utilicé azúcar normal)
 
 
PREPARACIÓN:
 
En un bol mezclar los 2 huevos, el azúcar, el aceite de girasol, el licor de anís, la harina y la levadura.
 
 
Mezclar bien hasta conseguir una masa homogénea que se ha de poder manejar bien sin que se pegue a las manos (yo hice la mezcla con la KitchenAid, pero se puede hacer primero con una cuchara y después directamente con las manos).
 
 
 
 
Coger porciones pequeñas, formamos "churritos" con ella y colocamos un extremo sobre el otro, quedan como lazos más que como rosquillas. Aquí es donde os pueden ayudar los enanos!
 
 
 
 
 
Freír en aceite abundante de pocos en pocos para que se hagan bien por dentro y queden doraditos por fuera. Sacamos sobre papel absorvente y dejamos escurrir.
 
 
 
En la receta de Isasaweis ella las deja enfriar y después las espolvorea con azúcar glass, en mi caso todavía calientes las pulverizo con anís y las rebozo con azúcar.
 
 
 
Y listas para comer, ya veréis que cosa más rica!!!
 
 
Son irresistibles!!!!
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

domingo, 1 de marzo de 2015

NATILLAS CON NUBES DE LA PETRA

Hola a tod@s!
Se me ha pasado febrero sin enterarme, en fin, un mes más sin publicar. Prometo ponerme las pilas, esto no puede ser!
Hoy os traigo recetita rica y fácil, fácil (creo que me repito mas que el ajo y la frasecita si no aparece en cada receta, casi). Pero es verdad, os lo prometo, sin maquinitas, batidoras ni utensilios raros.
Os traigo la receta que hace mi madre de natillas, las recuerdo de toda la vida, mi padre y yo siempre nos hemos puesto las botas, están tan ricas... Cuando empecéis a leer podéis pensar: "pues vaya, yo también se leer las instrucciones del preparado para natillas" pero lo que es diferente y que les da un toque especial es la manera que tiene de prepararlas "la Petri" ( o sea, mi madre), probad de hacerlas así y veréis que manjar.
Te salvan el postre en un periquete y además si las decoras con un poco de gracia dan hasta el pego. Y lo de las nubes ya os lo contaré un poquito más adelante, jijijiji (para crear emoción)
Es pero que os gusten!
 
 
 
 
 
 
 
Los ingredientes son muy sencillos, de estar por casa que diría mi madre, ahí os los dejo.
 
INGREDIENTES:
 
- 1 huevo
- 1 sobre de preparado para hacer natillas (en casa usamos el Potax de toda la vida, pero el que utilicéis vosotros estará bien, las cantidades del resto de ingredientes son en relación con este preparada, seguid la receta del que vosotros uséis)
- 8 cucharadas de azúcar (yo le pongo unas 5-6, no me gustan tan dulces)
- 1 litro de leche.
- galletas tipo María
- caramelo líquido para decorar (mi madre no lo usa)
 
 
PREPARACIÓN:
 
Separar una taza de leche del litro que tenemos para hacer las natillas, en esa leche desharemos el sobre de natillas y le añadiremos la yema del huevo, sólo la yema!
Deshacer bien y mezclar. Reservar.
 
 
 
 
 
Montar la clara que nos ha quedado a punto de nieve, con un pellizco de sal para que monte bien, y a mi me gusta añadir un poco de azúcar para que estén dulces las nubes, reservar.
 
las claras están bien montadas
 cuando le das la vuelta al plato y no caen
(montadas con un tenedor, como hace mi madre)
 
Poner a hervir la leche en un cazo, con el azúcar (en mi caso 6 cucharadas),  cuando empiece a hervir id poniendo con una cuchara montoncitos de clara dentro (un par o tres cada vez, dependiendo del diámetro de la cacerola), y darles un par de vueltas en la leche, sacar con una espumadera y reservar (de esta manera las claras se cocinan y no pierden la forma de nube), así hasta que acabéis con toda la clara.
 
 
 
Cuando hayáis acabado con la clara en esa misma leche añadir el contenido de la taza que teníamos reservada, el poquito de leche con el sobre de natillas y la yema de huevo, remover constantemente. Dejar calentar hasta que vuelva a hervir, sin dejar de remover que se pega!!! Dejar que hierva unos minutos.
 
 
 
 
Previamente habremos preparado el recipiente donde las vayamos a presentar, terrinas individuales, flaneras, moldes más grandes... mi madre siempre las presenta en una bandeja, tipo ensaladera. Preparar significa cubrir el fondo de galletas María.
 
 
 
 
Verter encima de las galletas las natillas que teníamos en el fuego, mi experiencia me dice que hay que hacerlo despacito y que si se ponen las galletas del revés como veis en la foto es más fácil, si no lo que pasa es que flotan, pero quedan ricas igual.
Encima de las natillas poner las nubes que teníamos reservadas.
 

 
Mi madre las deja así tal cual, yo las decoré con un poquito de caramelo líquido por encima para que fueran más vistosas. Están tan ricas que no dejaréis de prepararlas, y a los enanos de la casa les encanta!!!!
 
 
 
 
A disfrutar!!!!