Páginas vistas en total

domingo, 30 de noviembre de 2014

MILANESA NAPOLITANA

Hola a tod@s!!!
Vuelvo a la carga!!! Tarde de lluvia, tarde de blog...
Hace como una hora que intento colgar la receta, pero no hay manera, las nuevas tecnologías y yo no somos muy compatibles, eso de pasar las fotos de un lado a otro me tiene loca y la verdad es que el Guapet me tiene muy poca paciencia, jajajaja (en dos minutos se pone a refunfuñar!)
Pero ahora si, parece que ya lo tengo todo en su sitio.
Hoy os traigo una receta espectacular y rica, rica. De verdad, de esas de llorar de placer...
Tengo varios amigos Argentinos y ellos son los que me la dieron a probar. La primera vez la probé en casa de Agus y aluciné. Y otro día hablando con Cris y Mariano (el del tartar de salmón, jejejeje) me contaron que era uno de sus platos favoritos y que hacía tiempo que no preparaban. Como les metí el gusanillo en el cuerpo ayer nos invitaron a comer y sabéis que comimos???? La milanesa!!!!
Yo ya había avisado a Mariano, que es el cocinillas de la casa, que el día que preparara la receta fuera haciendo fotos a la preparación, tenía ganas de colgarla en el blog y que mejor forma que a su manera. Él que es muy obediente, había hecho los deberes y por la noche ya tenía yo las fotos en mi correo y antes de que se enfríe aquí la tenéis.
Espero que os guste tanto como a nosotros.
Os dejo con Mariano y su receta!
 
 
 
 
 
INGREDIENTES: (es una receta muy sencilla en sí, a mejores ingredientes de base, mejor resultado)
 
- Carne de ternera a poder ser de tapa plana (es la que comimos nosotros ayer)
- Jamón dulce o  York.
- Queso para fundir.
- salsa de tomate casera!!!
- para rebozar la carne; huevo y pan rallado.
- aceite para freír la carne.
 
PREPARACIÓN:
 
Primero haremos la salsa de tomate, si a muchos os gusta el Solís, pero os aseguro que no es lo mismo. Para ello Mariano pochó un poquito de cebolla en una sartén y después añadió el tomate para que se fuera haciendo lentamente, ya sabéis con un poquito de sal y azúcar para que no esté ácido.
 

 
El tomate lo podéis tener preparado previamente.
Salpimentar la carne y rebozarla primero en huevo y después en pan rallado.
 

 
 
Freírla en una sartén con abundante aceite y reservar.
 
 
 
Poner la carne repartida en una bandeja de horno.
Colocar encima de cada trozo unas lonchas de jamón de York y un poco de salsa de tomate.
 
 

 
 
Cubrir con el queso rayado y hornear hasta que funda el queso.
 
 
 
Acompañar de patatas fritas o verduras a la brasa o simplemente tal cual, esta tan ricoooooo
 
 

De llorar, os lo prometo!!!
Y no digáis que no es fácil de hacer, a los peques les va a encantar y a los mayores más.
Por cierto no digáis que Mariano no ha hecho bien los deberes, así cualquiera!

 
 


domingo, 2 de noviembre de 2014

CHEESECAKE DE CALABAZA

Hola a tod@s!
Ya volvemos a estar por aquí, y esta vez en menos de un mes!!!! Vamos mejorando.
La receta de hoy es ideal para esta época del año, el ingrediente principal es la calabaza, y por lo tanto en otoño no hay excusa para no prepararla.
Os traigo un cheesecake, ya sabéis que me entusiasman y desde que tengo cuenta en Pinterest cada vez que aparece una tarta de queso, sea de lo que sea, se me van los ojos detrás. Tengo un tablero llenito de recetas que ya irán cayendo.
Hace unas semanas en una de esas recomendaciones aparecía esta tarta, nada más verla supe que tenía que probarla. Empecé a darle vueltas, compré los ingredientes y sólo esperaba la ocasión para poder hacerla. Si la hago para casa nos la zampamos el Guapet, la Carla y yo y no es plan.
El viernes nuestro amigo Óscar cumplió 40 añazos!!! (que se dice pronto, jejejejeje) y él y Cris (su mujer y una de la mutantes, los que me seguís ya sabéis quien son las mutantes) nos invitaron a hacer el cumple en la montaña, con una gran barbacoa.
No tenía excusa, era el momento ideal. A tod@s, mutantes y maridos, les gusta la calabaza y el cheesecake, o sea que era el día perfecto para tenerlos a todos de conejillos de indias. La verdad es que todo el grupo tiene mucha confianza en mi y en mis pasteles, a veces creo que demasiada, y aunque les advertí que no sabía como había quedado la tarta (la hice un poco a mi bola) que podría estar buenísima o ser un fiasco total, no se amedrentó ni uno y al final (y casi de chiripa) la tarta estaba muy buena.
La receta es del blog de La repostería de Miguel y yo le hice algún pequeño cambio que ya os iré contando.
Espero que os guste!!!!
 

Per molts anys Òscar!!!

 
INGREDIENTES:
 
- PARA LA BASE;
  • 200g de galletas Digestive.
  • 25g de azúcar moreno.
  • 100g de nueces.
  • 100g de mantequilla (creo que la próxima vez pondré entre 60 y 80g, 100g me pareció demasiado)
- PARA EL RELLENO;
  • 1 lata de puré de calabaza (unos 450g). En la receta de la Repostería de Miguel, él usa 700g de calabaza que cocina al horno junto con 2 cucharadas de jarabe de arce, yo utilicé la lata tal cual y le añadí al relleno las dos cucharadas de jarabe de arce (ya os avisé que hice la receta un poco a mi bola).
  • 2 huevos.
  • 100g de azúcar moreno.
  • 200g de Queso Philadelphia.
  • 200g de Crème Fraîche (crema fresca o nata agria, yo usé la de la marca President)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • Además yo le añadí: un poquito de nuez moscada, otro de clavo molido y un poquito de jengibre en polvo. (todo a ojo, lo siento)
- PARA DECORAR;
  • nueces enteras.
  • nata montada con azúcar y esencia de vainilla.
 
PREPARACIÓN:
Primero prepararemos la base, para ello trituraremos con un robot de cocina las galletas Digestive, el azúcar moreno y las nueces.
Derretir la mantequilla en el microondas y mezclar con los ingredientes anteriores, debe tener consistencia de arena mojada.
Preparar el molde donde vayáis a hacer la tarta, a mi me gusta poner un papel de horno en la basa para después poder desmoldar fácilmente y en las paredes spray desmoldante.
Poner el preparado en la base y con la ayuda de una cuchara repartirla bien presionando para que quede del mismo grosor por todos los lados y subir un poco por las paredes.
Reservar el molde en la nevera para que se endurezca la mantequilla mientras preparamos el relleno.
Para el relleno:
Separar las claras de las yemas y montar las primeras con la mitad del azúcar moreno (50g), reservar.
 
 
En un bol mezclaremos el queso crema (Philadelphia en este caso), con la crème Fraîche, hasta conseguir una crema homogénea. A continuación añadimos el resto del azúcar moreno (50g) y volvemos a batir.
Añadir las yemas de una en una para que se integren bien. Después añadiremos el puré de calabaza, las 2 cucharadas del jarabe de arce, la cucharadita de esencia de vainilla, el jengibre, el clavo y la nuez moscada.
 
 
 
Batir hasta que esté todo integrado perfectamente.
Mezclar con una espátula y con movimientos envolventes las claras montadas que teníamos reservadas.
Rellenar el molde con la preparación.
 
 
Con el horno precalentado a 160º y con una bandeja de agua en la parte inferior del horno para que haya humedad dentro del horno, hornear la tarta de 40 a 45 minutos, yo la tuve 1h, o hasta que la masa está ligeramente firme por la parte de arriba. Pasado el tiempo entreabrir el horno y dejar enfriar la tarta dentro.
Una vez a temperatura ambiente ponerla en la nevera y dejarla enfriar, lo ideal es de un día para otro.
Decorarla antes de servir.
Yo monté nata con una cucharadita de esencia de vainilla y azúcar glass al gusto (si no tenéis azúcar glass podéis usar azúcar normal, a mi no me desagrada que se noten los granitos), unas nueces  y unas velas hicieron el resto.
 
 
 
 
NOTA: no me dio tiempo a hacer foto del corte, con eso os lo digo todo. Queda una tarta muy suave, con un toque especiado que la hace diferente. Muy recomendable, animaros a hacerla!