Páginas vistas en total

domingo, 9 de octubre de 2016

QUARKBÄLLCHEN, BUÑUELOS DE QUESO QUARK

Hola a tod@s!!!
Un día más por aquí y ya casi ni me acuerdo de la última vez!
Hoy os traigo otra receta dulce, es superior a mí lo siento, pero el azúcar me puede. Aunque la verdad es que la receta de hoy no peca de exceso de azúcar.
Hace mucho tiempo que os quería colgar esta receta, la primera vez que probé estos buñuelos de queso Quark (que en Alemania los llaman quarkbällchen, de ahí el nombre facilito) fue en mi primer viaje a Munich, nos escapamos unas cuantas del trabajo y pasamos 3 días inolvidables. Fuimos a primeros de mayo, pero aún así el calor allí no es como aquí, y mientras subíamos una pedazo de cuesta para ver el castillo de Neuschwanstein nos encontramos un puestecillo donde los estaban haciendo al momento.
No sabéis que placer, recién hechos, calentitos y espolvoreados de azúcar glass...
Tanto me gustaron que para el 40 cumpleaños del Guapet nos fuimos toda la family a visitar Munich (mi marido es un forofo de la cerveza y en el fondo no me perdonaba que hubiera ido a Munich sin él) y como no, fuimos a visitar el castillo de la cenicienta como lo llaman mis enanas. Volvimos a hacer la cuesta andando (que en verdad no es más de media hora) y casi al llegar, cuando mi marido ya pensaba que yo me había inventado lo de los buñuelos, encontramos el puestecillo, que delicia!!!!



Al venir del viaje yo estuve indagando sobre la receta, pero no encontré ninguna que me acabara de convencer y cuando hace unos meses Su la colgó en su blog Webos Fritos casi muero de alegría y entonces sí me puse manos a la obra.
El resultado son unos buñuelos deliciosos igualitos que los de Neuschwanstein.
Os dejo la receta tal cual la colgó Susana en su blog, espero que os guste!!!

PD: esta receta la preparé hace unos 4 meses, cuando he ido a por las fotos habían desaparecido la mitad, perdonad el "reportaje"

INGREDIENTES: (para unas 12 piezas grandotas)

- 250g de queso Quark
- 125g de azúcar normal.
- 10g de azúcar vainillado, yo utilicé una cucharadita de esencia de vainilla.
- 2 huevos medianos.
- 250g de harina de repostería.
- 10 de levadura tipo Royal.
- 5 g de sal.
- aceite de girasol para freír o de oliva muy suave para que no de sabor.
- azúcar glass para espolvorear al final.


PREPARACIÓN:


1. Poner el queso en un bol, añadir el azúcar normal y el vainillado (en mi caso la esencia de vainilla), mezclar todo con unas varillas durante unos minutos, hasta que esté todo integrado.
2. Añadir los huevos y continuar batiendo.



3. Añadir la harina tamizada junto con la levadura y la sal de poco a poco e ir removiendo con una espátula para que no coja exceso de aire. La masa queda un poco espesa, hay que evitar que queden grumos.

mis peques siempre dispuestas a ayudar


4. Poner el aceite a calentar al fuego en un cazo hondo y cuando empiece a estar caliente, entre 170-180 grados, ir friendo los buñuelos de pocos en pocos. Yo, igual que Susana, iba cogiendo porciones de masa con una cuchara de las de helado previamente untada en aceite y las bolas salen perfectas.
La fritura tiene su que, si el aceite está demasiado caliente os quedarán tostadas por fuera y crudas por dentro. Si en cambio el aceite está demasiado frío los buñuelos quedarán grasientos, por eso es mejor hacerlos de pocos en pocos. Susana lo explica perfecto en su blog, con consejos y trucos, pasaros por el.
5. Cuando estén fritos los sacas a un papel absorbente, o como hace Susana a un colador, para que escurran el exceso de aceite y después espolvorealas de azúcar glass.



Y listas para comer!!!
Como mejor están son recién hechas y si os pasa como a nosotros no os sobrarán para probarlos fríos.






domingo, 8 de mayo de 2016

TARTA ARCOÍRIS O RAINBOW CAKE.2

Hola a tod@s!
Ya estoy por aquí, voy a intentar ponerme las pilas a ver si lo consigo.
Hoy os traigo una tarta que ya subí al blog allá por el verano del 2012, esta versión es diferente y creo que más fácil todavía, por eso me he decidido a colgarla.
Esta vez la receta es del libro "Objetivo: Tarta perfecta" de Alma Obregón (os he hablado de este libro mil veces, creo que soy su fan número 1, jijijiji)
La preparé para el tercer cumpleaños de la peque de la casa y la verdad que como la vez anterior la cara de la niña al partir el pastel vale todo el esfuerzo.



Os dejo la receta tal cual del libro, esta vez no hice ninguna modificación. Lo único es que mi molde es de 20cm en vez de 15cm que es lo que  recomienda Alma para su tarta, para que los pisos no me quedaran tan delgados como la vez anterior lo que hice fue aumentar las cantidades (cogi las cantidades y las partí por la mitad y utilicé la cantidad indicada más la mitad, es decir, si la receta pone 250cc de aceite yo le añadí 125 o sea que utilicé en total 375cc de aceite), creo que me he explicado, no?



INGREDIENTES: (para 5 pisos con un molde de 15cm)

- 250ml de aceite (yo siempre utilizo el de girasol para las tartas)
- 250g de azúcar
- 250g de harina
- 2 y 1/2 cucharaditas de levadura tipo Royal
- 5 huevos
- 1 y 1/2 cucharaditas de pasta de vainilla.
- colorante en pasta rojo, azul, verde, amarillo y naranja (yo utilicé colorantes en gel que son los que tengo en casa)
- PARA EL RELLENO Y LA DECORACIÓN:
 . Una porción de crema de mantequilla (300g de azúcar glasés, 300g de mantequilla a temperatura ambiente)
  . 1/2 bote de crema de marshmallows (crema de nubes), yo la compré en una tienda de productos americanos que tengo cerca del trabajo, se puede encontrar por Internet y en tiendas de repostería. 


PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 180 grados. Preparar los moldes, en mi caso solo tengo uno de esta medida y lo que tuve que hacer es honear las capas una por una (un palizón vaya...), engrasarlos y espolvorear con harina, en mi caso con espray desmoldante.
En un bol tamizar la harina con la levadura y reservar.
En otro bol batir el aceite, el azúcar y los huevos hasta que este todo bien integrado.





Una vez homogénea añadir la harina y batir a velocidad baja para que no coja mucho aire. Pesar la masa y dividirla en 5 partes iguales que teñiremos con cada uno de los colores.








La cantidad de colorante es a ojo, hasta conseguir el color que más os guste, tener en cuenta que una vez horneados el color pierde un poco.
Hornear cada bizcocho unos 20-22 minutos, o hasta que empiecen a despegarse los bordes del molde.
Desmoldar y dejar enfriar.
Como es una tarta que requiere mucho tiempo yo lo que hice fue hornear todos los bizcochos una tarde y cuando estaban fríos los envolví en papel film y los guardé en una caja metálica de las de galletas, esto fue un jueves y la tarta la acabé de montar el sábado y estaban como recién hechos.
Por otro lado preparar la crema de mantequilla (tamizar le azúcar glas y batir junto la mantequilla a máxima velodidad durante unos 5 minutos) añadiéndole la crema de marshmallows batiendo un par de minutos más a máxima velocidad. 




Montar la tarta poniendo un poco de relleno entre bizcocho y bizcocho y después cubriéndola entera con el resto. 




Si queréis que os quede perfecta lo ideal es hacer una primera capa que cubra toda la tarta y meterla una media hora en la nevera para que endurezca, sacarla de la nevera y volver a cubrirla con otra capa, así os quedará de lujo!
A mí me salió tan grande que no me cabía en la nevera o sea que hice lo que pude con la cobertura, lo bueno de las cremas de mantequilla es que no necesitan conservarse en frío y aguantan muy bien fuera de la nevera.
Decorar como más os guste y a disfrutar!!!!






domingo, 24 de abril de 2016

PASTA INTEGRAL CON BRÓCOLI Y ANCHOAS

Hola a tod@s!
Ya ni me acuerdo cuando fue que colgué la última entrada en el blog... 
Creo que hoy toca saladito y os traigo una receta rica, rica, rica y muy fácil de hacer.
Me la contó mi amiga Cris y me he pasado medio invierno haciéndola casi una vez por semana. En casa somos muy "fans" del brócoli, pero casi siempre lo comíamos al vapor o hervido.
Esta es una manera muy saludable de comerlo y encima está de vicio!
Os dejo la receta tal como me la contó ella (a ella se la contó otra amiga, o sea que podría ser que de boca en boca algo se haya perdido o no sea exactamente como en la receta original), os cuento como la hago yo.

Estas somos Cris y yo, la adoro con locura
Y no sabéis como la echo de menos...


INGREDIENTES:
Como la receta es una de esas que va de boca en boca las cantidades son un poquito a ojo, según los que vayáis a ser.

- 1 brócoli
- 1 paquete de pasta integral (yo normalmente suelo usar espaguetis o espirales, pero eso a vuestro gusto)
- 3 o 4 dientes de ajo.
- 1 lata de anchoas
- un chorrito de aceite.


PREPARACIÓN:

Así la preparo yo.
Poner una olla al fuego con abundante agua y sal.




Cuando el agua empiece a hervir añadir el brócoli y la pasta que vayáis a utilizar, si, si todo a hervir a la vez. Hervir tanto rato como indique el fabricante de la pasta. 




Mientras hierve la pasta en una sartén doraremos unos ajos laminados, y cuando empiecen a tomar color les añadiremos la lata de anchoas.






Veréis que con el calor se deshacen las anchoas, no os preocupéis, tiene que quedar así. Una vez este como en la foto añadir el brócoli y la pasta escurridos. Y remover hasta integrar todos los sabores.




Y lista para comer, no me digáis que no tiene buena pinta, y de verdad os digo que está de vicio!!!
Animaros, comer saludable es fácil y más con rectas así.
Espero que os guste!!!






miércoles, 10 de febrero de 2016

SOBAOS

Hola a tod@s!
Vuelvo a estar por aquí, y hoy toca receta dulce... Bueno la verdad es que si somos estrictos no tocaría dulce, sino salada, pero es que hace tanto que tengo esta receta pendiente y me gusta tanto, tanto, que no he podido resistirme.
En casa nos encantan los sobaos, a todos, grandes y pequeños. Nos gustan para el desayuno, para la merienda y por encima de todo en el Tiramisú, es la especialidad del Guapet y uno de mis postres favoritos (un día os colgaré su receta, con truco secreto incluido, pero no se lo digáis).
Y un día paseando por la blogosfera encontré esta receta en el blog de Pasen y degusten, me encanta, lo miro regularmente y siempre, siempre, siempre tiene recetas sorprendentes, hasta ahora no me ha fallado nunca ninguna. Os invito a que lo visitéis!
Bueno no me enrollo más que me pierdo, os dejo la receta tal cual del blog.





No me digáis que no tienen pintaza y si los probáis ya no os sabrán igual los comprados.
Por cierto las cápsulas las tuve que fabricar yo, porqué no las encontré en ningún sitio, no son difíciles de hacer, pero si muy entretenidas. Con un poco de papel de horno y mucha paciencia las tenéis listas. Por Internet encontrareis mil tutoriales.






INGREDIENTES:


  • 250g de azúcar
  • 3 huevos
  • 250g de harina
  • Medio sobre de llevadora de tipo Royal
  • Una pizca de sal
  • 250g de mantequilla (cuanto mayor sea la calidad de esta, más ricos estarán)


 
PREPARACIÓN:


Antes de nada hay que precalentar el horno a 200ºC.
Batir con unas varillas los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen.
 
 



Los huevos con el azúcar blanquean y quedan muy esponjosos.
Incorporaremos la mantequilla que habremos deshecho previamente en el microondas, en pequeñas tandas y mezclada con la pizca de sal.



Una vez este la mezcla homogénea le añadiremos la harina mezclada con la levadura y acabaremos de integrar con una lengua de silicona o una espátula para evitar el sobrebatido.





Volcar la mezcla en las cápsulas hasta un poco más de la mitad y hornear durante unos 20 minutos, dependerá también del tamaño de las cápsulas que uséis, si son más pequeñas se hornearán antes.
En mi caso me pasó que alguna de las cápsulas se abrió durante el horneado y perdió un poco la forma, supongo que al ser cápsulas caseras no son igual de resistentes. Si no queréis hacer las cápsulas vosotros podréis usar las de magdalena, pero yo creo que no es lo mismo. Vale la pena el esfuerzo.





Y así quedaron, y por cierto que duraron un telediario en casa, jajajaja



















sábado, 9 de enero de 2016

TARTA DE DONUTS

Hola a tod@s!!!
Como habéis empezado el año? Por aquí todo igual de momento, seguimos cansaditos y a la carga con las tres fieras que tenemos en casa.
Desde noviembre que no publicaba entrada, y ya tocaba, no?
Hoy os traigo receta dulce, de esas de llorar y todo. Es una tarta tipo cheesecake a la que había echado el ojo hace ya algún tiempo y como el día de nochevieja teníamos menú especial pensé que no había mejor forma de poner el broche final.
Ya conocéis mi debilidad por los cheesecakes y además este llevaba donuts!!!! Que más se le podía pedir?
La receta la encontré en el blog de Pasen y degusten, del que soy una gran fan, y la encontrareis en su buscador como donutisima, no tiene pérdida. Y la reencontré en Pinterest hace unas semanas, lo cual acabó de decidirme.
Espero que os guste y os animéis a hacerla.






Os dejo la receta tal cual sale en el blog.

INGREDIENTES:

  • PARA LA BASE
    • 2 sobaos
    • 3 donuts de los de azúcar

  • PARA LA CREMA
    • 6 donuts de azúcar
    • 500ml de nata
    • 250ml de leche
    • 125g de azúcar
    • 250g de queso tipo Philadelphia
    • 2 sobres de cuajada

  • PARA EL CRUMBLE
    • 50g de galletas tipo Digestive
    • 25g de azúcar moreno
    • 25g de almendras
    • 30g de mantequilla
    • 1/2 cucharadita de canela en polvo
    • 1 donut

PREPARACIÓN:

1. PARA LA BASE
Pulverizar los sobaos junto con los donuts con un robot de cocina. Rellenar con la mezcla resultante la base del molde que vayamos a utilizar y presionar con el dorso de una cuchara para cubrir bien el fondo y que quede una base homogénea.
Reservar.






2. PARA LA CREMA
Yo utilicé la Thermomix, pero se puede hacer sin ella.
Triturar los donuts con un robot de cocina, o en su defecto con una picadora (en la Thermomix velocidad progresiva 7-9-10).




Poner en un cazo al fuego todos los ingredientes de la crema excepto los sobres de cuajada, incluidos los donuts que hemos triturado.




Calentar hasta que se funda el queso y se integren bien todos los ingredientes, no dejar que hierva.
Una vez caliente añadir los dos sobres de cuajada y remover continuamente hasta que empiece a tener consistencia, remover con unas barillas para que no se formen grumos.
Retirar del fuego y volcar con cuidado sobre la base que teníamos reservada. Dejar que enfríe, y una vez fría dejar reposar en la nevera para que acabe de cuajar.
Si lo habéis con Thermomix, después de pulverizar los donuts añadir el resta de ingredientes y programar; 9 minutos, T 100 grados, velocidad 3.
Verter igualmente sobre la base y acabar de enfriar en la nevera.




3. PARA EL CRUMBLE
El crumble es mejor hacerla el mismo día que vayamos a consumir la tarta, para que no se humedezca y quede crujiente.
Lo único que hay que hacer es triturar todos los ingredientes en un robot de cocina y añadirlos encima de la tarta.



 Y lista para servir, espero que os guste!!!!



Y por cierto, FELIZ 2016 A TODOS!!!!!!!