Páginas vistas en total

lunes, 28 de noviembre de 2011

1º CUMPLE BLOG!!! Y PARA CELEBRARLO PASTEL DE MASCARPONE CON SALSA DE CHOCOLATE BLANCO

Hoy es un gran día!!!! En primer lugar hola a todo el mundo y en segundo hoy celebro el primer añito de mi blog!
Parece mentira, un día como hoy de hace un año colgué mi primera receta en este blog, la receta fue la del carrot cake y desde entonces ya llevo 52 recetas publicadas!!! no está mal para una novata en esto de los blogs, no?
Hoy os traigo una super receta, un pastel de mascarpone con salsa de chocolate blanco, está delicioso, super suave y, aunque parezca, nada empalagoso. Este pastel me lo ha enseñado Bea, mi profesora del curso de repostería y lo probé el día del cumpleaños del guapet, desde entonces todavía se están relamiendo en casa... Además con esta receta he participado en el reto de Velocidad cuchara sobre recetas con chocolate, espero que la cuelguen en el libro que harán con todas las recetas que recopilen, ya os contaré si tengo esa suerte.
Bueno no me enrollo más, esta vez la receta original es sin Thermomix, pero yo adapté algunos pasos a ella para facilitarme el trabajo, os lo pongo de las dos maneras.
Para ir haciendo boca...



INGREDIENTES:

- 100g de galletas molidas o trituradas.
- 100g de mantequilla derretida  (yo usé la "Tulipán" que es margarina)
- 1 y 1/2 cucharadita de gelatina neutra en polvo.
- 300cc de nata para montar o de repostería (35% de materia grasa).
- 2 huevos (separaremos las yemas de las claras)
- 230g de queso Mascarpone (yo usé la terrina entera que son 250g)
- 80g de azúcar.
- 1 cucharadita de esencia de vainilla.

PARA LA SALSA DE CHOCOLATE BLANCO:

- 130g de chocolate blanco (lo ideal es chocolate de cobertura, pero como no tenia usé el "milkibar" y quedó genial).
- 80cc de nata para montar.


PREPARACIÓN:

1.Triturar las galletas con un robot de cocina o metiéndolas en una bolsa y pasando el rodillo por encima hasta que queden finas. Con la Thx; 20 segundos, velocidad 6. Añadir la mantequilla fundida y mezclar hasta que quede una pasta homogénea (10 segundos, velocidad 6).
2. Verter la mezcla bien extendida en un molde desmontable de 20cm de diámetro (como yo no lo tenía usé uno de silicona y lo forré con papel film para que me fuera fácil desmoldarlo, pero me costó horrores, lo ideal es un molde desmontable) y presionar la mezcla hasta cubrir el fondo apretando con los dedos para que quede uniforme. Reservar en el frigorífico para que se endurezca mientras preparamos el resto.


3. Montar las 2 claras con un pellizco de sal hasta que estén uniformes, una vez empiecen a tener consistencia añadir 30g de azúcar y acabar de montar para que se integre el azúcar, con Thx; con la mariposa en las cuchillas (y siempre con el vaso muy limpio y sin restos de grasa) batir a velocidad 2 y 1/2 hasta que monten y añadir el azúcar igual hasta que se integre. Reservar.


4. Espolvorear la gelatina en un bol con 2 cucharadas de agua fría para que se hidrate.


5. Calentar la nata hasta que esté por debajo del punto de ebullición (que no llegue a hervir) y cuando esté caliente retirar del fuego y agregar la gelatina removiendo hasta que se disuelva. Dejar enfriar.
6. Batir las yemas, el mascarpone, los 50g de azúcar restantes y la esencia de vainilla hasta que esté cremosa. En la Thx (con la mariposa todavía puesta y sin haber lavado el vaso después de montar las claras) mezclar todos los ingredientes 2 minutos a velocidad 2 y 1/2.


7. Añadir la nata ya fría y mezclar bien. Con Thx; 2 minutos a velocidad 2 y 1/2.
8. Incorporar las claras montadas a la mezcla anterior con suavidad y movimientos envolventes para que no se bajen.
9. Verter en el molde con la base de galletas y mantequilla y dejar enfriar en la nevera de un día para otro para que coja consistencia.

Para la salsa de chocolate blanco; colocar el chocolate y la nata en un bol al baño maría (sin que el bol toque el agua) y deshacer el chocolate hasta que se funda del todo , dejar enfriar.


Yo espolvoreé la superficie de la tarta con chocolate en polvo Valor para darle una nota de color.
Al momento de servir bañar cada porción con la salsa de chocolate blanco y lista para disfrutar!!!





domingo, 20 de noviembre de 2011

CALAMARES A LA ROMANA




Hola a todo el mundo! Feliz domingo de votaciones, o no...
Como cada 15 días hoy tengo fiesta y por ello tengo al guapet en casa, o sea que toca colgar recetilla.
Hoy una muy facilita que tengo poco rato antes de prepararles la cena a las peques. Es fácil pero no por ello menos buena y os puede solucionar una cena o comida en un "pis-pas".
Una noche de las que me rompía los cuernos pensando en el menú de ese día y rebuscando en el congelador (ese electrodoméstico lleno de no se sabe que nunca) encontré unos calamares a rodajas y pensé  -voy a hacérselos a mis niñas a la romana a ver que tal- como estaban sin rebozar, y yo no los había preparado nunca así, me puse a buscar recetillas por los blogs y encontré esta en el blog de Isabel http://isabelysuscositas.blogspot.com , finalmente la tuneé un poco pero la base la encontré allí.
Ahí os la dejo!


INGREDIENTES:

- 1 vaso de sifón (yo utilicé uno de cerveza porque no tenía sifón y me sonaba que en alguna receta de rebozados usaban cerveza)
- harina (cantidad suficiente hasta conseguir la textura que queremos)
- 1 sobre de levadura tipo Royal.
- sal
- colorante alimenticio (yo no lo usé, me parece que el resultado es muy artificial)
- aceite de oliva para freír.
- calamares en rodajas o aros.



PREPARACIÓN:

En un bol mezclar todos los ingredientes del rebozado; en mi caso la cerveza, la harina, la levadura y la sal. Remover hasta conseguir una mezcla homogénea, la consistencia debe ser lo suficientemente espesa para que cubra los calamares cuando los sumerjamos en ella y queden rebozados al sacarlos del bol, el truco es sumergir una cuchara y que al sacarla del bol con la parte de atrás hacia arriba esta esté totalmente impregnada y no resbale la mezcla, se llama que "nape" la cuchara (creo que me he liado un poco explicándolo, espero que os haya quedado claro).
Dejar reposar la mezcla unos 15 minutos antes de rebozar los calamares.




Una vez pasado este tiempo (por cierto yo me lié a hacer otras cosas y había pasado media hora, el resultado fue genial pero no se si influyó o no) rebozar los calamares.



Ir friéndolos en abundante aceite caliente, de pocos en pocos para que no se enfríe al echarlos, y freír hasta que estén doraditos. Sacar a un papel absorvente para que pierdan el exceso de aceite y listos para comer como se prefieran; solos o en nuestro caso en bocadillo (como el típico bocata de calamares madrileño con mahonesa pero con el pan con tomate y aceite como nos gusta aquí), están de rechupete!!!





Se me olvidaba!!! Este rebozado os sirve para boquerones, sardinas, gambas,tiritas de pollo y todo lo que se os ocurra, queda super crujiente y está delicioso.

domingo, 6 de noviembre de 2011

CROQUETAS DE BONITO

Hola a todos!
Aquí estoy peleándome con el ordenador, hace unos días que nos lo hemos cambiado y ahora tenemos un "mac", según el guapet es igual que el otro, pero no es verdad, yo no me aclaro. He perdido la mitad de las fotos en el espacio virtual, las fotos no se ven igual, y no se accede a las cosas de la misma manera, total para una negada en informática como yo; esto es demasiado!!!
Pero lo voy a intentar, aunque refunfuñe todo el rato y me acuerde de todos los familiares del que inventó esto! Una es como las abuelas, me acostumbro a una cosa y no me quites de ahí, en fin...
Hoy os traigo una receta de escándalo, unas croquetas que encontré en el blog de Susana "www.webosfritos.es", las encontré por casualidad rebuscando por su web. Me encanta ese blog, es uno de mis preferidos, seguro que ya os había hablado de él, y hace poco editaron un libro con sus recetas que está genial, ya he puesto en práctica un par de ellas y la verdad es que siempre me han resultado geniales.
Viendo la receta de estas croquetas pensé: - así mis peques comerán pescado sin enterarse- y cuál fue mi sorpresa que el primer día que las hice triunfaron de tal manera que ahora mis niñas y su papi sólo me piden croquetas de las redondas, jajaja
Eso de las croquetas redondas viene de que Susana en su blog explica que ella da una forma diferente a cada croqueta según de que estén hechas, por ejemplo; las de bonito redondas, las de cocido alargadas... y me pareció tan buena idea que la copié. De esta manera cuando haces masa de croquetas y te pones a liarlas como te salen para varios días y las congelas, cuando abres el congelador sólo con ver la forma ya sabes de que son, un  muy buen truco verdad?
Bueno ahí os dejo la receta tal como la explica Susana.


INGREDIENTES:

- 75g de mantequilla.
- 50g de aceite de oliva 0'4º (yo usé el que tenía de arbequina que es de 1º)
- 170g de harina.
- bonito en escabeche (190g de peso neto escurrido)
- caldo del escabeche (unos 75g en las latas de 250-260g de atún)
- 725ml de leche.
- un poco de sal.
En mi caso compré en el mercado el atún a granel, unos 250g y las croquetas me quedaron geniales porque el atún estaba buenísimo, a ingredientes de más calidad mejor el producto final.
Para estas cantidades a mi me salieron 55 croquetas redondas, según Su a ella le salieron unas 60, depende de lo gordas que las hagas.

PREPARACIÓN: 

Con Thx;
  1. Poner en el vaso la mantequilla y el aceite. Programar; 2 minutos, velocidad 2, Tª Varoma.
  2. Echar la harina y programar; 8 minutos, velocidad 2, Tª Varoma.
  3. Parar la máquina y bajar la harina que haya quedado en las paredes, para que se tueste toda. Programar; 2 minutos, velocidad 2, Tª Varoma.
  4. Añadir el caldo del escabeche, la leche y la mitad de la lata de bonito. Mezclar; 6 segundos, velocidad 6.
  5. Programar; 8 minutos, velocidad 4, Tª Varoma.
  6. Cuando falte 1 minuto rectificar de sal y echar el resto del bonito un poco desmigado para que se encuentren los trozos.
  7. Echar la masa en un recipiente y dejarla enfriar en la nevera, mejor hacerlas de un día para otro y liarlas al día siguiente.
A mano;
  1. Calentar en una sartén o olla, la mantequilla con el aceite. Cuando estén calientes añadir la harina y tostarla para que pierda el gusto a cruda, como cuando hacéis una bechamel normal.
  2. Añadir el caldo del bonito, la leche y el bonito desmigado, remover hasta que espese y no queden grumos. Probar y rectificar de sal.
  3. Cuando empiece a hervir retirar la masa del fuego y echarla en un recipiente para que enfríe.




 Cuando hago masa de croquetas siempre la cubro con film para que no haga costra al enfriarse, el film debe estar en contacto con la masa sin nada de aire entre ellos.
Al día siguiente hay que formarlas. En este caso en forma de bolas ayudándonos con pan rallado (otro truco de Su, el resultado final es espectacular, un rebozado super crujiente)



Una vez formadas las bolas pasarlas por huevo y volverlas a rebozar en pan rallado.
Salen tantas que yo las fui congelando en bolsitas de 12 en 12 y así las voy haciendo poco a poco, aunque ya os digo que las hice hace un par de semanas y creo que ayer se acabaron las últimas, mis peques se comen 5 o 6 cada una.
Freír en abundante aceite hasta que estén doraditas. En mi caso la primera tanda que hice fueron sin congelar y me pasó que al freírlas se me salió el relleno, me quedó el rebozado íntegro y la masa fuera, no se porque me pasó, no se si es problema de la temperatura del aceite o que. Las siguientes veces freí las croqueta directamente sacadas del congelador y no tuve ningún problema.
Espero que os gusten.