Páginas vistas en total

miércoles, 21 de enero de 2015

POLLO CON MOSTAZA O "PECHUGS A LA CREAM"

Hola a tod@s!!!
Ya estoy aquí!!!! en menos de 15 días desde la última vez, tengo un ratito y voy a aprovecharlo, antes de empezar con baños y cena, hoy está el Guapet en casa y para variar abuso un poquito de él.
Hoy os traigo una receta muy especial, aprendí a hacerla cuando estudiaba COU, la gente joven de ahora no sabe ni lo que es eso, jejejeje que mayor me siento...
En COU conocí a Geraldine, una amiga francesa que había venido a estudiar a Barcelona por amor, ella me enseñó a prepararla y la verdad es que es una  de esas recetas fáciles de hacer, muy resultonas y que gusta a todo el mundo y que nunca te acuerdas de preparar, y que el día que te acuerdas y la haces siempre piensas: Por que no la preparo más a menudo con lo rica que está?
Para variar al Guapet le chifla y siempre me hecha en cara que no la preparo nunca.
Fácil, fácil, ya lo veréis. Lo de "pechugs a la cream" es el nombre que le pusimos en broma por eso de que venia de Francia.
Las cantidades a ojo, para variar, según los comensales que seáis.
 
 
 
 
INGREDIENTES:
 
- Pechugas de pollo cortadas en filetes, como para rebozar. Si lo preferís también podrían cortarse a tacos o a tiras, a gusto del consumidor.
- Crema de leche, o nata para cocinar.
- Mostaza la antigua, pero no de la que tiene la mostaza en grano.
- Champiñones laminados.
- Mantequilla y aceite de oliva.
 
PREPARACIÓN:
 
Sofreír los champiñones laminados en una sartén con un poco de aceite.  Reservar.
 
 
 
 
Salpimentar las pechugas y untarlas de mostaza generosamente.
 
 
 
 
Sellar las pechugas en una sartén con un poco de mantequilla y aceite (siempre que vayáis a usar mantequilla para freír algo añadir un chorrito de aceite para evitar que la mantequilla se queme). Reservar.
 
 
 
 
 
 
Una vez selladas las pechugas, en la misma sartén añadir una cucharada generosa de mostaza (más o menos, dependiendo de como os guste más)
 
 
 
Añadir entonces la crema de leche, calentar todo unos minutos y incorporar entonces las pechugas reservadas y los champiñones. Cocinar todo junto hasta que la salsa adquiera la consistencia que os guste, cuanto más rato más reducida y espesa.
 
 
 
 
 
Servir acompañadas de arroz, de pasta o con puré de patatas, están de la muerte de todas las maneras!!!!
Espero que os gusten!
 
 
 
 
 
 


domingo, 11 de enero de 2015

CHEESECAKE DE CHOCOLATE Y BAILEY'S

Hola a tod@s!
Antes de nada, feliz 2015!!! (si, lo se, hace 11dias que empezamos el año, pero es lo que tiene no tener ni un minuto para uno mismo)
Hace unos días me conecté al blog para ver cuanto hacía que no publicaba una receta (en el fondo pensé que como mucho un  mes...) y al ver que era desde finales de noviembre casi me da un patatús, pero aunque lo intento me cuesta encontrar un ratito para dedicarle. Siempre ando fotografiando lo que cocino, después pierdo las fotos, se me olvida la receta, no se de donde he sacado la fuente... un desastre vamos.
Como tengo tantas recetas pendientes me cuesta un poco decidirme por cual empiezo y la mitad de las veces hago la última en vez de las que tengo guardadas. Hoy tocaba un plato dulce, dudé entre el cheesecake del cumple del Guapet y un bizcocho de turrón que encontré en el blog de "la cocina de Morilands", al final me decidí por el cheesecake, ya sabéis que es mi tarta favorita, y además la fotos eran mucho más chulas.
Pues sí, esta tarta se la preparé al Guapet para su último cumpleaños, allá por el principio de noviembre... La receta la encontré en Pinterest (que gran invento), del blog pecados de repostería, tenía tan buena pinta que no pude resistirme.
Y no nos decepcionó, bueno la verdad es que a mis niñas sí, porque apenas les dejamos probarla (por lo del Baileys)
Espero que os guste, y que la próxima receta no tarde tanto en llegar, es uno de mis propósitos para el año que acaba de empezar.
 
 

Aquí el Guapet con nuestras peques!




INGREDIENTES:
(para esta receta utilicé un molde de 20cm desmontable, en la receta original ponía para uno de 18cm)


  • PARA LA BASE
- 160g de galletas tipo Digestive o Napolitanas
- 3 cucharadas de azúcar moreno
- 80g de mantequilla
  • PARA EL RELLENO
- 800g de queso tipo Philadelphia
- 160g de azúcar
- 3 cucharadas de harina
- 4 huevos M
- 65ml de nata líquida para montar 35% MG (materia grasa)
- 75ml de Baileys.
  • PARA LA GANACHÉ DE BAILEYS
- 165g de chocolate negro.
- 135ml de nata líquida para montar 35% MG
- 60ml de Baileys.


PREPARACIÓN:
(Os pongo la receta tal cual del blog)

Primero de todo trocearemos el chocolate de la ganaché y reservaremos. Pondremos a calentar la nata hasta que empiece a hervir, apartar del fuego añadir entonces el chocolate reservado y la mantequilla, remover hasta obtener una mezcla homogénea. Finalmente incorporar el Baileys y volver a mezclar hasta que se integre. Dejar templar y reservar.




Por otro lado, precalentar el horno a 180º.
Triturar las galletas hasta pulverizarlas, dentro de una bolsa o con un robot de cocina (con Thermomix velocidad progresiva 5/9). Añadir el azúcar moreno y la mantequilla derretida previamente en el microondas, hacer una masa homogénea que verteremos sobre el molde e iremos presionando para que quede uniforme por todos lados, subiremos un poco por las paredes. Resevar en la nevera mientras seguimos con la tarta.





Para preparar el relleno, en un robot de cocina batir el queso crema con el azúcar blanco y la harina hasta que este todo bien integrado.
Incorporar los huevos de uno en uno, no añadir el siguiente hasta que el primero esté integrado en la crema. Importante siempre batir a velocidad baja para que la mezcla no coja aire.
Añadir la nata que habremos mezclado con el Baileys y seguir batiendo. Incorporar la harina y batir.
Repartir la crema encima del molde que teníamos reservado con la base de galleta.
 
 
 
 
 
Hornear a 180º durante 15 minutos y después bajar la temperatura a 120º y hornear otros 60-70 minutos más. En el centro siempre queda un poco menos cuajado, pero acabará de cuajarse si dejamos enfriar la tarta en el horno sin abrir la puerta .
Una vez fría reservar en la nevera, estas tartas están más ricas de un día para otro.
Decorar con la ganaché que teníamos reservada, es como una crema de chocolate espesa que se deja manipular con una manga pastelera y mantener la forma.
 
 

Yo a la decoración le añadí un poco de nata montada
 
 
 
Y aquí la foto del corte...
 
 
rica, rica, rica...

 
 
 
No se puede explicar con palabras lo rica que estaba...
Hasta prontito!!!!!