Páginas vistas en total

sábado, 26 de julio de 2014

HELADO DE NUTELLA

Hola a tod@s!
Ahora si, estamos en pleno veranito!!!
Algunos como nosotros, de vacaciones y el resto a puntito de empezarlas (como cuesta que pasen esos últimos días antes de que lleguen).
Y que se come en verano? Helados, helados y más helados (o por lo menos yo). La receta de hoy es un helado súper fácil, con 4 ingredientes y que encima se prepara en un momento.
Ya os conté, y si no lo hice lo hago ahora, que hace un año más o menos, me compré la heladera del LIDL. La verdad es que la he utilizado solo un par de veces, pero por lo que me costó y lo ricos que quedan los helados creo que vale la pena, además te ahorras el paso de tener que congelar, batir, congelar, batir... para que los helados queden cremosos.
Os dejo la receta con heladera y sin, para que no tengáis excusa.
Esta delicioso, mmmmmmm
 
 
 
 
 
No me digáis que no tiene una pinta espectacular, y cuando lo probéis ya no podréis parar de comer.
La receta la encontré en el blog de Morilands, que tiene unas recetillas ricas, ricas (por cierto tengo pendiente colgar otro helado de él, el de cheesecake, que como no podía ser de otra manera, está de la muerte).
Os la dejo tal cual.
 
INGREDIENTES:
- 400ml de nata para montar.
- 50ml de leche (yo puse leche entera)
- 250g de Nutella.
- 50g de azúcar (que se podría reducir si quisiéramos)
- yo además le añadí almendra crocanti, para que tuviera un puntito crujiente.
 
PREPARACIÓN:
 
Batir todos los ingredientes en un bol hasta que estén bien integrados.
 
 
 
 
 
 
 
Como los ingredientes ya están fríos, la leche y la nata principalmente, ya se puede pasar directamente a mantecar en la heladera. Poner la heladera en marcha e ir añadiendo la mezcla por el bocal poco a poco y dejar que se vaya mantecando solo. Tarda de 25-30 minutos.
Para los que no tenéis heladera poned la mezcla en un recipiente apto para el congelador, congelar durante 1hora, sacar y batir (para romper los cristales de hielo), volver a congelar otra hora y repetir la misma operación 3 veces. Una vez finalizadas las 3 veces ya se puede dejar en el congelador hasta que lo vayáis a comer o servir directamente.
Como ya os he dicho yo añadí el crocanti de almendra, lo hice cuando el helado empezó a tener consistencia pero todavía le faltaba un pelín.
 
 
Igual que si lo hacéis batiendo, cuando tenga la consistencia deseada es el momento de comérselo directamente (si lo probáis no os vais a poder resistir, y el que avisa no es traidor) o guardarlo para otra ocasión. En mi caso tenía unos tarritos, que compré para preparar yogures a mis peques, con tapa de rosca y aproveché para guardarlo allí, en monodosis.
 
 
 
A nosotros nos gusta sacar el helado un ratito antes de comérnoslo, para que justo empiece como a deshacerse en los bordes, pero eso a gusto del consumidor.
Animaros que no es difícil y ya veréis, una vez que pruebas a hacer helados en casa, repites, repites y repites.
Feliz verano!!!!
 
 
 





2 comentarios:

  1. Que rico y cremoso te a quedado este helado de nutella.Gracias y buenas noches.

    ResponderEliminar
  2. me altegro que te guste Doris, espero que sigas pasándote por aquí!

    ResponderEliminar