Páginas vistas en total

domingo, 20 de noviembre de 2011

CALAMARES A LA ROMANA




Hola a todo el mundo! Feliz domingo de votaciones, o no...
Como cada 15 días hoy tengo fiesta y por ello tengo al guapet en casa, o sea que toca colgar recetilla.
Hoy una muy facilita que tengo poco rato antes de prepararles la cena a las peques. Es fácil pero no por ello menos buena y os puede solucionar una cena o comida en un "pis-pas".
Una noche de las que me rompía los cuernos pensando en el menú de ese día y rebuscando en el congelador (ese electrodoméstico lleno de no se sabe que nunca) encontré unos calamares a rodajas y pensé  -voy a hacérselos a mis niñas a la romana a ver que tal- como estaban sin rebozar, y yo no los había preparado nunca así, me puse a buscar recetillas por los blogs y encontré esta en el blog de Isabel http://isabelysuscositas.blogspot.com , finalmente la tuneé un poco pero la base la encontré allí.
Ahí os la dejo!


INGREDIENTES:

- 1 vaso de sifón (yo utilicé uno de cerveza porque no tenía sifón y me sonaba que en alguna receta de rebozados usaban cerveza)
- harina (cantidad suficiente hasta conseguir la textura que queremos)
- 1 sobre de levadura tipo Royal.
- sal
- colorante alimenticio (yo no lo usé, me parece que el resultado es muy artificial)
- aceite de oliva para freír.
- calamares en rodajas o aros.



PREPARACIÓN:

En un bol mezclar todos los ingredientes del rebozado; en mi caso la cerveza, la harina, la levadura y la sal. Remover hasta conseguir una mezcla homogénea, la consistencia debe ser lo suficientemente espesa para que cubra los calamares cuando los sumerjamos en ella y queden rebozados al sacarlos del bol, el truco es sumergir una cuchara y que al sacarla del bol con la parte de atrás hacia arriba esta esté totalmente impregnada y no resbale la mezcla, se llama que "nape" la cuchara (creo que me he liado un poco explicándolo, espero que os haya quedado claro).
Dejar reposar la mezcla unos 15 minutos antes de rebozar los calamares.




Una vez pasado este tiempo (por cierto yo me lié a hacer otras cosas y había pasado media hora, el resultado fue genial pero no se si influyó o no) rebozar los calamares.



Ir friéndolos en abundante aceite caliente, de pocos en pocos para que no se enfríe al echarlos, y freír hasta que estén doraditos. Sacar a un papel absorvente para que pierdan el exceso de aceite y listos para comer como se prefieran; solos o en nuestro caso en bocadillo (como el típico bocata de calamares madrileño con mahonesa pero con el pan con tomate y aceite como nos gusta aquí), están de rechupete!!!





Se me olvidaba!!! Este rebozado os sirve para boquerones, sardinas, gambas,tiritas de pollo y todo lo que se os ocurra, queda super crujiente y está delicioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario