Páginas vistas en total

lunes, 15 de junio de 2015

CURRY DE LANGOSTINOS DE ISASAWEIS

Hola a tod@s!
Esta vez no ha pasado un mes desde la última receta... Y hoy toca receta salada!
Os traigo una receta del libro de Isasaweis (aquí os dejo su blog, si habéis pinchado el enlace quizás encontréis en él un vídeo de belleza, jejeje esta blogger es super completa y hace de todo, yo de mayor quiero ser como ella...) no es la primera receta que cuelgo, ni será la última. De momento he hecho unas cuantas y todas, todas, todas me han encantado y lo que es mejor han encantado a mis comensales.
La receta de hoy es un tanto exótica, si os gusta probar cosas  nuevas animaros porque no os decepcionará. Yo he hecho alguna pequeña variación que os iré contando, y por lo de las especias no os preocupéis, si es verdad que lleva un montón, vale la pena comprarlas tardan en ponerse malas y podéis animaros a preparar platos sorprendentes.
Espero que os guste!!!
 
 
Por cierto, el libro en cuestión es este
 
 
En la foto salen unas galletas de avena y naranja
que ya os colgaré la próxima vez.
 
Aquí os dejo su receta.
 
INGREDIENTES:
 
- 32 langostinos.
- 4 chalotas.
- 2 dientes de ajo.
- 1 trozo de unos 3cm de jengibre (yo usé jengibre en polvo)
- 2 chiles rojos (yo utilicé rocoto, un pimiento rojo picante peruano que tiene un picor muy agradable, es picante pero no de esos matadores)
- 1 rama de canela.
- 6 vainas de cardamomo.
- 1 lata de leche de coco sin endulzar.
- 1/2 vaso de agua hirviendo.
- aceite de sésamo o cacahuete.
 
Para macerar los langostinos:
- 3 cucharadas de salsa de soja.
- 2 cucharadas de zumo de limón.
- 1 cucharadita de cúrcuma.
 
 
PREPARACIÓN:
 
Pelamos los langostinos y los evisceramos (eso es quitarles el cordón negro que tiene en la parte de atrás, haciendo un pequeño corte en la base y tirando de él sale normalmente entero)
 

En un cuenco mezclamos la cúrcuma, las salsa de soja y el zumo de limón y en esta mezcla ponemos a macerar los langostinos, los tapamos bien y los dejamos macerar en la nevera (yo los preparé justo al empezar la receta y se estuvieron macerando mientras hacia el resto)



En una sartén ponemos a calentar un poquito de aceite en el que freiremos las chalotas, el ajo y los chiles (en mi caso el rocoto), picado todo bien chiquitito, añadir también el jengibre rallado o en polvo. Para los que no lo sabéis las chalotas son como una cebollas pequeñas que tienen un sabor entre el ajo y la cebolla, si no las encontráis podéis usar cebolla normal supongo.
 
El rocoto es el del plato, yo los tengo congelados
(la idea era hacer una mermelada picante con ellos,
que no descarto todavía, si me animo os cuento)
Pasados unos 10 minutos, cuando esté doradito todo y se hayan desprendido todos los aromas, como dice Isasaweis, agregaremos la rama de canela, las vainas de cardamomo (que parecen pipas de calabaza) y los langostinos que teníamos macerando en la nevera con todo su jugo.
 
 
 
Sofreímos todo junto un minuto aproximadamente, hasta que los langostinos cambien de color y entonces es el momento de añadir la leche de coco y el agua hirviendo (para mi gusto al final quedó demasiada salsa, por miedo a reducirla más y que se pasaran los langostinos, la próxima vez que la haga creo que pondré menos cantidad de ingredientes líquidos, la leche de coco y el agua). Cocinamos durante 4 minutos más.
 
 
 
 
Y listo para comer!!! De verdad que es un plato espectacular, con un sabor muy agradable i aromático, pero nada fuerte, animaos a probarlo que no os vais a arrepentir.
Yo lo acompañé de arroz basmati como nos recomienda Isa en su libro.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario